Actualmente la diversificación energética en el sectror del transporte es insignificante, dicho sector depende en un 98% de combustibles derivados del petróleo.

Los inconvenientes asociados al consumo masivo de combustibles derivados del petróleo (combustibles fósiles) son innumerables:

  • La limitada disponibilidad en el futuro (agotamiento de recursos).
  • El grave impacto medio ambiental que provoca su consumo en la biosfera, el llamado efecto invernadero.


Por tanto, la fuerte dependencia del suministro de productos derivados del petróleo, así como el aumento del parque automovilístico mudial, aconseja la necesidad de fomentar el uso de combustibles alternativos, y poder ser menos nocivos con nuestro planeta.

Una Opción alternativa muy recomendable es el uso de BIODIESEL como combustible para su vehículo.

Le invitamos a visitar nuestro espacio de "Preguntas Frecuentes" para instruirse sobre este producto.